¿Sabes qué dice el anteproyecto de la Comisión de Expertos sobre las Fuerzas Armadas, Carabineros y la Policía de Investigaciones? Esta semana se lleva a cabo la votación en general de la propuesta entregada por las subcomisiones del órgano.

A diferencia de la propuesta de la Convención Constitucional, Carabineros y la PDI aparecen nombrados explícitamente como las Fuerzas de Orden y Seguridad Pública. De esta forma, queda afuera Gendarmería, que no significa que desaparecerá, sino que estará sujeta a cambios fundamentales mediante la vía legislativa.

Por otro lado, las atribuciones y tareas de las Fuerzas Armadas se mantienen similares a las de la actual Carta Magna.

Los expertos deberán finalizar con la tramitación de este proyecto antes del 7 de junio, cuando deba ser entregado al Consejo Constitucional, que preparará la propuesta constitucional final.

Qué dice el anteproyecto de la Comisión de Expertos sobre salud

¿Qué dice el anteproyecto sobre las Fuerzas Armadas, Carabineros y PDI?

En el capítulo Gobierno y Administración del Estado se señala que las Fuerzas Armadas «están destinadas a la defensa de la soberanía, independencia, seguridad de la Nación, integridad territorial de la República y el resguardo de las fronteras del país«, y dependen del Minsiterio de Defensa. Por su parte, las Fuerzas de Seguridad y Orden se encargarán de «dar eficacia al derecho, garantizar el orden público y la seguridad pública interior«.

Además, ambos colaborarán en situaciones de emergencia y catástrofes nacionales. Las Fuerzas Armadas también participarán cooperando en operaciones de paz, según indique el Derecho Internacional.

A nivel constitucional, las tres fuerzas tendrán atribuciones similares: «son instituciones profesionales, jerarquizadas, disciplinadas y por esencia obedientes y no deliberantes«. Además, será la ley quien determine sus detalles: organización, institucionalidad, uso de la fuerza, jerarquía laboral, presupuesto, entre otros.

Por otra parte, tanto las Fuerzas Armadas como Carabineros serán los encargados del orden y resguardo en las instancias electorales.

Asimismo, ninguno de sus miembros en servicio podrán pertenecer a partidos políticos, asociarse en organizaciones políticas, gremiales o sindicales, ejercer el derecho a huelga, ni postularse a cargos de elección popular, al igual que ahora.

Toda incorporación de planta deberá hacerse por via de sus Escuelas (con excepción de los escalafones profesionales y de empleados civiles que determine la ley). Asimismo, los «nombramientos, ascensos y retiros de los oficiales de Carabineros y de la Policía de Investigaciones, se efectuarán por decreto supremo, en conformidad a la ley institucional».

Tanto el Director de Carabineros, el Director General de la PDI, y los Comandantes de las Fuerzas Armadas serán designados por el presidente, entre los miembros de mayor antigüedad en cada instituciones. En el caso de Carabineros y las Fuerzas Armadas, durarán cuatro años en el cargo, mientras que el Director de la PDI seis. Todos gozarán de inamovilidad en sus cargos y ninguno podrá ser renombrado por un nuevo periodo.

Solo el mismo mandatario puede llamar a retiro a las máximas autoridades. Este será el encargado de garantizar la seguridad externa y conducir la defensa nacional.